100 días de gestión de la Cámara de Comercio Roscio
Ismael Rivero Ávila

 El 5 de marzo de 2020 se cumplieron los primeros cien días de actividad de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio del Municipio Juan Germán Roscio, electa para el período 2019-2021 en asamblea de comerciantes, empresarios e industriales. La misma fue celebrada en el -siempre receptivo para estas iniciativas- Centro Ítalo Venezolano de nuestra querida ciudad de San Juan de los Morros.

Evaluar el desempeño en los primeros cien días, y aún más, predecir cuan útiles y beneficiosas habrán de ser las acciones y políticas que puedan ejecutar los actuales miembros de la directiva en función de sus agremiados y, por extensión, a la comunidad rosciana, es temerario y riesgoso.

Pero el accionar de estos primeros 100 días puede mostrar el camino que han elegido el grupo de mujeres y hombres que se han animado de manera voluntaria y con el sustento de su vocación gremial como interés primordial, para cumplir con lo ofrecido como plan de trabajo en la asamblea que les diera tamaña responsabilidad. También se puede colegir del andar de estos primeros 100 días, qué se hace necesario para mejorar lo realizado y corregir donde pudiese haber fallas.

La auto proclamada intención de convertir a la Cámara de Comercio “en el tejido empresarial necesario” para la promoción de los valores afincados en la creación de riquezas, el establecimiento de espacios para el resguardo de las libertades económicas y los valores democráticos, la generación de impuestos y empleos de calidad y el reclamo de una sociedad libre y plural en donde cada quién pueda dedicarse -con apego al contrato social desplegado en nuestra constitución y nuestras leyes- a las actividades que mejor apetezcan a sus aptitudes y deseos, es claro reconocer que apenas da sus primeros pasos. Es un propósito que habrá de requerir pingües esfuerzos e incluso denodados sacrificios personales.

La actual directiva afincó su oferta de trabajo en los siguientes aspectos medulares:

  1. Línea de atención al comerciante,
  2. Impulso de nuestros negocios mediante la realización de talleres, seminarios y charlas que permitan mejorar e incrementar nuestra productividad
  3. Programa de apoyo a jóvenes empresarios para dar asistencia a los nuevos y noveles empresarios ayudándoles a consolidar sus emprendimientos
  4. Creación del Directorio Empresarial y Comercial de la ciudad de San Juan de los Morros
  5. Creación de la página web, articulación con las redes sociales y del boletín de información de negocios
  6. Impulso de nuestros programas de responsabilidad social empresarial.

Programas que en su mayoría están intrincados entre si y que solo pueden ser abordados holísticamente para que puedan tener éxito.

Pero estos planes y propósitos no pueden ejecutarse si no se dispone de una estructura organizativa capaz de darle sentido de coherencia al trabajo voluntario de la directiva -y de otros empresarios que han sumado esfuerzos, igualmente desinteresados, a estos empeños- y del trabajo permanente de los profesionales que son necesarios para hacerlos realidad.

En ambos espacios se ha trabajado arduamente en estos primeros 100 días. En este corto período de tiempo, se ha diseñado (y se actualiza con la periodicidad ágil que es requerida) una estructura organizativa que ha dado origen a las Comisiones de Seguridad, Comisión de Tributos, Comisión Legal, Comisión de Servicios y la no menos importante tarea de captación de nuevos miembros y de una sólida y robusta acción administrativa para el manejo de los fondos que han ingresado a la Cámara.

También en proceso de vigorización, pero ya activos, los nuevos modos de establecimiento de vínculo entre la directiva de la Cámara y los agremiados y la comunidad en general, como lo son las redes sociales -Facebook, Twitter, Instagram, página web y el potente medio de divulgación colectiva como lo es el WhatsApp. La Cámara en estos 100 días ha incorporado a varios profesionales: una administradora a tiempo completo, una jefa de prensa freelancer y un joven temporario para atender los asuntos de informática.

Se han realizado en 100 días visitas a las instituciones públicas y privadas, nacionales y regionales cuyo accionar impacta la actividad empresarial, y se ha establecido un diálogo en el que hemos dejado saber la orientación de la Cámara en materia de valores para el éxito de nuestro vínculo con la sociedad: cumplir nuestros deberes y exigir nuestros derechos. Especial mención debe hacerse de los intercambios y encuentros con las cámaras de otros municipios del estado Guárico y la participación en asambleas de los órganos de agremiación nacional -Consecomercio y Fedecámaras- ante la conciencia de la necesidad de unir esfuerzos para propósitos comunes.

En lo inmediato, el foro de Seguridad Ciudadana y Comercial Roscio 2020 ha sido nuestra suerte de torta de cumpleaños de los primeros 100 días, a los que les seguirán los foros sobre tributos municipales, tenencia de criptoactivos propios, reforma de la Ley del IVA y del Código Orgánico Tributario, Ley del impuesto a los grandes patrimonios, entre otros, en una programación que ya cubre espacios hasta mediados del año 2020. Actividades enteramente gratuitas y disponibles para quién desee participar en ellas.

Hemos -también en estos primeros 100 días- dado el puntapié para disponer de una sede temporal donde poder brindar atención a nuestros agremiados y empezamos a soñar con una sede permanente a la altura de las aspiraciones de los empresarios roscianos para el 2022.

Un plan estratégico impulsado por una organización estructurada sólidamente requiere de recursos financieros para poder ejecutarse, y en la medida que esos aportes se distribuyan en el mayor número posible de integrantes, el aporte individual deja de ser un peso para cada empresario. Hemos iniciado en 100 días un extraordinario plan de recaudación del pago de las cuotas de membresías, con apoyo especial de aportes de los miembros de la directiva y distinguidos colegas de la industria a través del Bono de Fuerza Empresarial 2020.

Pero la Cámara no progresará como muchos miembros y colegas -que aún no terminan de incorporarse al gremio- lo desean, si no se cubren los fondos de los nuevos programas y los que surgirán en los próximos 630 días que le corresponderá ejecutar a la actual directiva, antes de la próxima asamblea de cambio de timón. Pero si de estos primeros 100 días se puede colegir algún rumbo, sería mezquino desconocer que se anda con buenos pasos y por buen camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *